El plan de los barrios de Barcelona

Usted está aquí

Volver

Bajos de protección oficial para siete comercios e iniciativas de proximidad de Ciutat Vella

23/12/2019 - 06:12h

Comercio y mercados. La segunda convocatoria de BPO también ha priorizado proyectos de economía social o con arraigo en el territorio.

Siete proyectos e iniciativas comerciales de Ciutat Vella con una clara vertiente de proximidad, economía social y arraigo en el barrio, o afectados por la presión inmobiliaria, han sido los adjudicatarios de la segunda convocatoria del programa Bajos de Protección Oficial (BPO), y en los próximos meses se instalarán en los locales para poder iniciar la actividad.

La iniciativa es una apuesta por una economía plural, diversa y sólida en Ciutat Vella que ponga en el centro las necesidades de las personas. Una economía que atienda necesidades específicas del vecindario y de los trabajadores y trabajadoras y que desarrolle una actividad compatible con la vida sostenible y cotidiana del barrio.

Se trata de la segunda convocatoria de BPO que se resuelve. La primera, en el año 2018, adjudicó ocho proyectos que actualmente funcionan a pleno rendimiento.

Más comercio de proximidad que en la primera convocatoria

Para las nuevas adjudicaciones se ha querido dar todavía más importancia a los comercios de proximidad. La transformación comercial de Ciutat Vella, dirigida mayoritariamente al turismo, ha supuesto la expulsión de muchos servicios. Las bases de esta segunda convocatoria han permitido que cinco de las siete adjudicaciones sean para comercios y servicios de proximidad.

Otro de los aspectos importantes para la adjudicación de los BPO ha sido el arraigo en el barrio. Se han tenido en cuenta propuestas presentadas por personas con una larga experiencia comunitaria y vecinal, que implicaran a los vecinos y las vecinas, o con vínculos socioculturales con el entorno concreto.

Alquileres asequibles y locales a punto

Además de seis locales municipales, en esta convocatoria se ha podido ofrecer un local más que se adquirió recientemente gracias a una convocatoria pública de compra.

Los alquileres que pagarán las personas y entidades adjudicatarias estarán por debajo del precio de mercado y, además, los comercios de proximidad pagarán un 15 % menos que el resto de los proyectos.

Por lo tanto, en el caso de los proyectos de proximidad, los alquileres irán de los 238 a los 658,75 euros el primer año, con un incremento progresivo, de manera que el tercer año pagarán entre 285,60 y 869,55 euros. Los plazos de los contratos de alquiler serán de cinco años más dos prorrogables.

En cuanto al resto de actividades, el primer año pagarán de 280 a 775 euros, según el tamaño de los espacios, y los precios también se incrementarán progresivamente hasta entre 336 y 1.023 euros el tercer año. En este caso, los plazos de los contratos de alquiler serán de tres años más dos prorrogables.

En el momento de la toma de posesión, los locales se habrán preparado con todas las condiciones básicas necesarias, como instalaciones, pintura, lavabos, etc., y las personas adjudicatarias los adecuarán para la actividad específica (decoración, mostradores, escaparates, etc.).

¿Cuáles son los proyectos adjudicatarios?

Todos los proyectos que han participado en la segunda convocatoria de Bajos de Protección Oficial han tenido que demostrar su viabilidad económica, y se han priorizado los que han presentado determinados colectivos, entre los cuales mujeres o jóvenes sin estudios superiores, personas en paro de larga duración, personas de más de 45 años y en situación de paro y personas en otras situaciones de vulnerabilidad.

La Llibreria Sant Jordi es un establecimiento singular y emblemático de Barcelona que, desde 1983, se encontraba en la calle de Ferran. La presión inmobiliaria, con una subida muy elevada del alquiler, lo ha obligado a marcharse de allí, y a partir de ahora podrá colocar sus grandes estanterías del siglo XIX en el local de la calle de Robador, 43.

La tienda Top Manta, de ropa y complementos de diseño y manufactura propia, es un proyecto de emprendimiento social impulsado por el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes. La marca, lanzada en el 2017, consigue abrir así su segunda tienda, gracias a un proyecto con un mensaje antirracista e inclusivo, que se situará en la calle de Robador, 21.

Los vecinos y vecinas de Ciutat Vella pronto podrán disfrutar de talleres de carpintería, llevar a reparar sus muebles o comprar muebles reciclados a partir de palés y otros muebles viejos. Este es el proyecto que ofrece Fusterartístic, una iniciativa creada por una familia numerosa muy arraigada en el barrio que a partir de ahora tendrá una salida profesional y económica en el local de la calle de Flassaders, 23.

En la calle de la Cera, 10, allí donde nació la rumba catalana, se ubicará un espacio de divulgación de la cultura gitana y de formación de jóvenes de la comunidad para favorecer su inserción sociolaboral. Se trata del Ecomuseo del Pueblo Gitano, donde se venderán productos y se ofrecerán rutas de divulgación y acciones formativas. Las entidades promotoras son Carabutsí e InterAcció.

La lavandería social Conviure Net es un proyecto que incluye un servicio de lavandería convencional y que, además, es una iniciativa sin ánimo de lucro que ofrecerá un servicio gratuito para personas sin hogar y personas mayores en situación de vulnerabilidad. Al mismo tiempo, ofrecerá el servicio a centros de atención de personas mayores y quiere establecer una relación con las escoles bressol para fomentar el uso de pañales reutilizables, que se lavarán en la lavandería. Además, habrá servicio de duchas para las personas sin hogar. Se ubicará en la avenida de Francesc Cambó, 30-36, local 6.

Con la venta de fruta y verdura de proximidad, ecológica y con precios basados en el coste de producción y accesibles, Can Tria Ecològic será una tienda que se ubicará en la calle de las Carretes, 43. Se trata de una pequeña empresa con una tienda en Mataró que actualmente tiene puntos de distribución de cestas de verdura ecológica a través de la Red de Consumo Solidario.

La Fundación Apip-Acam es una entidad que se dedica a acompañar a personas en situación de vulnerabilidad en el proceso de búsqueda de empleo y mejora de la empleabilidad. Tiene más de treinta y cinco años y actualmente se encuentra en Can 60, una antigua casa fábrica adquirida por el Ayuntamiento y que está pendiente de obras. La nueva ubicación de la fundación será en la calle del Arc del Teatre, 13.