El plan de los barrios de Barcelona

Usted está aquí

Volver

Primer tramo pacificado de Cristóbal de Moura: 17.000 metros cuadrados de verde y espacios de estancia

17/11/2019 - 10:11h

Urbanismo e infraestructuras. La transformación entre las calles de Fluvià y Provençals, en Sant Martí, se extenderá al ámbito de las calles de Josep Pla y el Maresme a finales del 2020.

La transformación de Cristóbal de Moura en un nuevo eje verde con prioridad para los peatones termina su primer tramo, entre las calles de Fluvià y Provençals. Este ámbito cuenta con un gran espacio central de 26 metros de ancho con zonas de estancia y ocio, juegos infantiles, un jardín lineal, zonas de paseo y un carril bici y uno de servicios.

La reurbanización de Cristóbal de Moura permite recuperar espacio público para el vecindario, con menos tráfico, más calidad del aire y zonas más agradables.

Predomina el verde, con 3.500 metros cuadrados, árboles que favorecen la biodiversidad, como árboles botella o jacarandas, que también aportarán zonas de sombra. Además, los arbustos y las plantas aromáticas como la salvia, el romero y la hiedra atraen insectos polinizadores.

La actuación se enmarca en el plan para revitalizar el ámbito del 22@, que también incluye la remodelación de la calle de Pere IV, el impulso de vivienda pública, equipamientos y espacios culturales populares en La Escocesa, la rehabilitación de Ca l’Alier y otras actuaciones en el espacio público.

Una transformación consensuada con el territorio

A finales del 2020 la actuación se extenderá al tramo entre las calles de Josep Pla y el Maresme, de unos 16.300 metros cuadrados.

Una vez se termine la remodelación de toda la vía, Cristóbal de Moura será una gran zona ajardinada de 1,27 kilómetros y 32.000 metros cuadrados de verde que conectará el parque Central del Poblenou, la rambla de Prim y el parque del Besòs.

El resto de tramos se irán consensuando y concretando con el vecindario, las entidades del barrio y el tejido social.