El plan de los barrios de Barcelona

Usted está aquí

Volver

Finaliza la reurbanización de la calle Nínive

01/10/2019 - 05:10h

Urbanismo. La actuación ha durado cuatro meses y ha supuesto una inversión de casi 400.000 euros

El Ayuntamiento de Barcelona ha finalizado las obras de reurbanización de la calle de Nínive con la mejora de la pavimentación y de la zona peatonal en el interior del recinto hospitalario de la Vall d'Hebron.

El objetivo era la mejora de la accesibilidad de los peatones así como señalizar los recorridos peatonales dentro del recinto hospitalario. Esta apertura permite también, conectar mejor los barrios de Sant Genís dels Agudells y Montbau con un acceso directo a la Biblioteca Montbau – Albert Pérez Baró en la calle Arquitectura.

La actuación ha tenido una duración de cuatro meses en un área de más de 4.600 m² y ha supuesto una inversión de casi 400.000 euros. Forma parte del Plan de Barrios de Sant Genís dels Agudells y la Teixonera, con el objetivo de mejorar la situación del barrio con la colaboración e implicación de todas las personas que viven allí. El Plan de Barrios de Sant Genís dels Agudells y la Teixonera se ejecuta actualmente con proyectos vinculados a la educación, la salud y las personas mayores y actuaciones de mejora de varios espacios de los dos barrios.

Urbanización de la calle de Nínive
La calle de Nínive es una calle pequeña que acababa contra un muro que conecta con el recinto hospitalario de la Vall d’Hebron, concretamente con la lavandería del hospital. Para facilitar la conexión de la calle con el recinto hospitalario, se ha derribado esta parte del muro. Para salvar el desnivel y facilitar el acceso de los peatones en el recinto hospitalario se han ubicado unas escaleras.

La nueva pavimentación de la calle de Nínive se ha dividido en dos franjas. La franja para los peatones está adosada a los edificios y termina en la formación de las escaleras empotradas en la pendiente. Tanto el pavimento de los planos inclinados como de las escaleras es un pavimento continuo porque se busca que el peatón tenga la percepción de una única calle. El inicio de la escalera tiene un pavimento específico para personas con discapacidad visual.

Al inicio de la calle de Nínive, en el cruce con la avenida del Jordà, se ha colocado un pilón abatible para el acceso controlado de vehículos de forma continuada. Esta actuación supone una gran transformación de la calle ya que se pasa de una calle residual utilizada como aparcamiento a una zona peatonal que es más visible desde la avenida del Jordà, invitando al vecindario a descubrir este nuevo lugar.

La reurbanización ha supuesto también la instalación de nuevo mobiliario urbano con sillas de madera y nuevos báculos de alumbrado de 4 metros de altura, así como la mejora de recogida de aguas.