El plan de los barrios de Barcelona

Usted está aquí

Nueva convocatoria de ayudas a la rehabilitación de viviendas con medidas para proteger a los inquilinos

10/05/2018 - 06:05h

Vivienda. Los nuevos requisitos para acceder a las subvenciones condicionan el precio del alquiler y tienen en cuenta a las comunidades más vulnerables.

Se vincularán las ayudas al índice de precios de referencia de precios del alquiler como medida contra la gentrificación y de protección de los inquilinos. Se incluye también un programa para rehabilitar las fincas que, por la complejidad socioeconómica, quedan fuera de las convocatorias ordinarias. Se calcula que en torno a 40.000 personas y 16.000 viviendas se beneficiarán de las ayudas de rehabilitación.

VÍDEO. Ada Colau: “Si hay voluntad política, es posible condicionar los aumentos del precio de alquiler.”

La principal novedad de la próxima convocatoria de ayudas a la rehabilitación es que, de las viviendas que opten y que se destinen al alquiler, el precio que los propietarios podrán pedir se tendrá que ceñir al Índice de referencia de precios de alquiler de la Generalitat de Catalunya. Este índice fue impulsado conjuntamente con el Ayuntamiento de Barcelona.

La convocatoria de ayudas a la rehabilitación, que excluyen las viviendas destinadas a uso turístico, en el caso de las de alquiler mantienen las medidas de protección de los inquilinos de las convocatorias anteriores, como mantener las mismas condiciones económicas antes y después de la rehabilitación o prorrogar los contratos de alquiler hasta un mínimo de cinco años.

Los propietarios que tengan pisos vacíos podrán optar a las subvenciones si incluyen la vivienda dentro la Bolsa de Alquiler de Barcelona.

Se subvencionarán actuaciones de rehabilitación para lo siguiente:

  • Interior de las viviendas
  • Obras estructurales en el edificio
  • Fachadas, patios, patios de luces, escaleras, medianeras y vestíbulos
  • Instalación de ascensores
  • Supresión de barreras arquitectónicas y de elementos obsoletos
  • Instalaciones generales comunes
  • Actuaciones de ahorro energético, energía solar y cubiertas verdes
  • Programa de cohesión social.

Fincas de alta complejidad

El Plan de barrios pone en marcha un programa para rehabilitar fincas que, por su complejidad socioeconómica, no se benefician de las ayudas de las convocatorias ordinarias.

El programa proporciona subvenciones complementarias para la comunidad de propietarios del 25 % al 40 % para la rehabilitación y hasta el 100 % del coste de las obras para personas en situación de vulnerabilidad. Se calcula que en el 2018 se podrán beneficiar en torno a 2.000 personas, unas 900 viviendas de 70 edificios.

Actualmente, se trabaja con 225 fincas, de las cuales hay:

  • 158 informes positivos para la adhesión al programa de las fincas.
  • 85 convenios de asesoramiento firmados con la comunidad de propietarios.
  • 32 convenios de ejecución de obras a punto.

De manera proactiva, el programa identifica fincas de muy alta complejidad a partir de 40 indicadores socioeconómicos, socioespaciales y urbanísticos en los 16 barrios donde actúa el Plan de barrios. Después de detectar estas fincas, se informa a la comunidad de vecinos del programa, y después de adherirse, se inicia la diagnosis de la finca y se asesora de manera individualizada a cada propietario durante todo el proceso de la rehabilitación y para la tramitación de las ayudas. El acompañamiento de las comunidades se despliega a través de un equipo multidisciplinar de arquitectos, trabajadores sociales y técnicos administrativos y jurídicos.

Se consolida la rehabilitación de los interiores de las viviendas

Las ayudas impulsadas en el 2007 para reformar los interiores de las viviendas de personas con ingresos bajos se han consolidado: en el primer año de la línea de ayudas se han tramitado 821 solicitudes, la mitad de personas que vivían solas. En la convocatoria actual, esta línea de ayudas se divide en dos e incluye un programa centrado en el arreglo de viviendas de familias en situación de vulnerabilidad. Los dos programas tienen un presupuesto de 4 millones de euros.

Las subvenciones para las reformas de interiores de viviendas que posteriormente se incorporen a la bolsa de alquiler podrán cubrir todo el coste de las obras, hasta un máximo de 20.000 euros por vivienda.

Con respecto a las subvenciones para hacer obras en los interiores de las viviendas solicitadas por personas se situación de vulnerabilidad, la ayuda podrá cubrir el 100 % del coste de la actuación hasta un máximo de 9.000 euros por vivienda.

Balance de las ayudas a la rehabilitación

En el 2017 se solicitaron 1.501 subvenciones por rehabilitaciones de viviendas y se tramitaron 821 solicitudes para rehabilitar viviendas de familias en situación de vulnerabilidad, un balance por encima de la media del resto de administraciones. En total, las ayudas a la rehabilitación han beneficiado a más de 38.000 personas. A diferencia de las aportaciones autonómicas y estatales, que han disminuido progresivamente, las aportaciones municipales a las subvenciones para la rehabilitación de viviendas se han casi doblado respecto al periodo 2011-2015, en el que la aportación fue de 49,3 millones de euros, en relación con los 89,3 millones de euros que se destinan durante el periodo 2016-2019, que cubre el 80 % del total.

En el año 2018 la inversión municipal prevista para la rehabilitación de viviendas es de 42,5 millones de euros, que indirectamente provocará una inversión privada del conjunto de las comunidades de vecinos de 120 millones de euros y la generación de 3.800 puestos de trabajo.